Compartir

Naiguel J. Baspe

La Organización Panamericana de la Salud (OPS), solicitó que el Estado venezolano publique los hallazgos y estudios clínicos sobre Carvativir,  fármaco desarrollado en el país que según declaraciones de  Nicolás Maduro, es “complementario” en la lucha contra la COVID-19, y además no recomendó el uso de la ivermectina.

Maduro en la misma alocución hizo referencia a que “Hicimos experimentos masivos como con todos los pacientes que estaban en el Poliedro de Caracas, en el Hospital de Coche. El Carvativir, aquí lo ven, las goticas milagrosas. Diez goticas debajo de la lengua cada cuatro horas y el milagro se hace, se hace. Es un poderoso antiviral, muy poderoso, que neutraliza al coronavirus”, sin embargo, no se han hecho publicaciones sobre los componentes químicos que logran conformar el “hallazgo” de su gestión, a lo que la OPS ha mostrado su preocupación.

En palabras del director adjunto del Departamento de Emergencias Sanitarias de la OPS, Sylvain Aldighieri; “La OPS, la OMS (Organización Mundial de la Salud) no validan nuevos tratamientos o medicamentos conocidos reorientados para este caso para el uso para el COVID     -19”.

Los 51 investigadores del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Ivic) advirtieron a la población  que desconocen estudios relacionados con el Carvativir, además, recalcaron  la importancia de que todas las investigaciones relacionadas con el desarrollo de medicamentos sean publicadas para su evaluación por la comunidad científica y que estas investigaciones deben completarse a través de pruebas clínicas rigurosas para demostrar su efectividad contra el coronavirus. También, hicieron un llamado a esperar el desarrollo de un plan nacional de vacunación que reduzca la incidencia de la enfermedad y que estas sean recomendadas por la OMS.

A su vez, la Sociedad Venezolana de Infectología (SVI) y la Academia Nacional de Medicina (ANM) alertaron que desconocen estudios que demuestren la efectividad del Carvativir, un derivado del tomillo, o cualquier otro tratamiento natural para tratar el COVID-19.

Por su parte la administración de Nicolás Maduro ha anunciado que en los próximos días su gestión hará la publicación de los estudios científicos y catalogó los anuncios de la comunidad científica nacional e internacional como campaña mediática de descrédito.

Venezolanos sin otras salidas inmediatas.

A pesar de toda la polémica que gira en torno al Carvativir, la sociedad civil exige al Estado que invierta el tiempo en buscar la salida al virus mediante la vacunación masiva.  Ciro Ugarte, director de Emergencias en Salud de la OPS, expresó que se requiere “el mayor esfuerzo” para que se concrete la llegada de vacunas de Covax a Venezuela. Además agregó que “Venezuela no es considerada una de las diez naciones de escasos recursos de las Américas, que las recibirán sin costo”

Mientras los países con grandes ingresos ya iniciaron los planes de vacunación con las vacunas de Pfizer/BioNTech, Moderna y AstraZeneca/Oxford, los países de ingresos bajos dependerán de COVAX, una iniciativa que lidera la Organización Mundial de la Salud (OMS) con el objetivo de asegurar al menos 6 mil millones de dosis para una distribución más equitativa y accesible.

Jarbas Barbosa, quien es subdirector de la OPS, indicó que Venezuela ahora es parte de Covax y ratificó que tiene asignadas 1.425.600 dosis de vacunas de AstraZeneca para la primera fase del mecanismo, que estima cubrir al 3% de la población, inicialmente profesional de la salud y otros trabajadores en la primera línea de combate al COVID-19. Sin embargo, resaltó que “siguen pendientes algunos temas” para el pago de la cuota de Venezuela, calificada como nación autofinanciada en la alianza.

Mujeres Afectadas por el COVID-19

La directora de la OPS, Carissa Etienne, indicó que 1,8 millones de personas enfermaron de COVID-19 y más de 47 mil murieron como resultado de la infección en la última semana.

A su vez,  alertó que hombres y mujeres tienen la misma probabilidad de infectarse de COVID-19, sin embargo, destacó que las mujeres se ven afectadas de manera desproporcionada por los impactos económicos y sociales del coronavirus. Hizo un llamado a los países a dar acceso a mujeres y a niñas a los sistemas de salud y a líneas de atención por violencia de género y salud reproductiva. Agregó que “Las mujeres que representan el 70 % de los trabajadores sanitarios del mundo han corrido enormes riesgos personales para atender a los pacientes de COVID-19 aun cuando tenían poco equipo de protección a su disposición”, señaló. “La pandemia ha exacerbado la inequidad de género y es necesario superar esta pandemia y los países deben reconocer y responder a la dinámica de género en este brote”.