Compartir

La Sociedad Venezolana de Hematología asegura imposibilidad para realizar evaluaciones que permitan descartar: Hepatitis B, Hepatitis C, VIH-Sida, Enfermedad de Chagas y Sífilis, entre otros

La Sociedad Venezolana de Hematología y el Grupo Cooperativo de Medicina Transfusional (GCMT), así como las organizaciones científicas que agrupan a la mayoría de los hematólogos de Venezuela, hicieron pública su preocupación antes las condiciones de deterioro de los Bancos de Sangre del país:

«Actualmente la evaluación para descartar Hepatitis B, Hepatitis C, VIH-Sida, Enfermedad de Chagas, Sífilis y Virus Linfotrópico Humano en las donaciones de sangre, es imposible de realizar por ausencia de reactivos serológicos a nivel nacional. Esto trae como consecuencia la imposibilidad de cumplir con las demandas transfusionales de nuestros pacientes.»

El diputado José Manuel Olivares se sumó a la denuncia, así como el director de CODEVIDA y Fundador de Amigos Trasplantados de Venezuela, Francisco Valencia.

Aquí el comunicado completo:

«El Estado Venezolano como garante de la salud, debe proveer los insumos y reactivos de óptima calidad y en cantidad suficiente para la operatividad oportuna y adecuada de los Bancos de Sangres del país.

La responsabilidad de la adquisición de estos reactivos para su uso en los bancos de sangre de los centros de salud públicos, recae en el MPPS, desde el último semestre del año 2017, los Bancos de Sangre a nivel nacional, presentan fallas graves en la recepción de reactivos e insumos.

Actualmente la evaluación para descartar Hepatitis B, Hepatitis C, VIH-Sida, Enfermedad de Chagas, Sífilis y Virus Linfotrópico Humano en las donaciones de sangre, es imposible de realizar por ausencia de reactivos serológicos a nivel nacional. Esto trae como consecuencia la imposibilidad de cumplir con las demandas transfusionales de nuestros pacientes.

La suspensión de intervenciones quirúrgicas, la no posibilidad de brindar tratamientos transfusionales a pacientes oncológicos, renales, hematológicos, etc., son desde hace algún tiempo una realidad, pero actualmente ni siquiera podemos asegurar el tratamiento transnacional que requieren los pacientes en situación de emergencia. Todo esto imposibilita que nuestros pacientes puedan recibir de forma equitativa, oportuna y segura, las transfusiones que necesiten.

Por todo lo antes referido solicitamos a las autoridades de MPPS, que se aboquen en la búsqueda de soluciones de manera urgente y definitiva a los graves problemas de los Bancos de Sangre del país.

 

La salud es un derecho fundamental expresado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y como tal debe ser justa y equitativa para todos los pacientes. De no tomarse las medidas correctivas en el corto plazo, la mayoría de los Bancos de Sangre quedarán inoperativos exponiendo la vida de los pacientes.

Junta Directiva Sociedad Venezolana de Hematología y GCMT

Caracas, 18 de Enero del 2018.»

Fuente: Contrapunto