Compartir

El páramo de Berlín es el punto más alto de la carretera entre Bucaramanga y Pamplona, a 2.800 metros de altura, está ubicado en Colombia y se ha convertido en otro de los caminos que toman los venezolanos que han decidido abandonar el país.

Las bajas temperaturas y no llevar una indumentaria apropiada para el frío ha ocasionado la muerte de 17 venezolanos por hipotermina y paros respiratorios, así lo confirmó Anny Uribe, directora del Hogar de Paso Espíritu Santo de Tunja, Boyacá.

Tres de los fallecidos fueron sepultados a las orillas de la carretera. “Luego de esa historia nos hemos enterado de muchísimas más, incluso una madre que estaba alimentando a su bebé, ella y la niña murieron de un paro respiratorio, y así por encima que sepamos han muerto, creo, nueve niños y los demás han sido adultos. Es una historia muy fuerte y lo más triste es que sus familias no deben saber que murieron en el camino”, cuenta Anny Uribe.

Según el refugio Espíritu Santo, a donde llegan los que logran cruzar el páramo,  el número de personas que día a día arriesgan su vida en la montaña está en aumento.

Quienes han logrado cruzar recomiendan que debe hacerse antes de las  2 de la tarde ya que luego la temperatura baja.

Fuente: Venepress