Compartir

Los primeros días de octubre las redes sociales de distintos defensores y defensoras venezolanas, en especial quienes defienden el derecho a la salud y a la vida se unieron en una sola voz para denunciar que personas con VIH se encuentran en riesgo de morir, debido a que se conoció de una caso de una persona en el estado Lara que no fue operada por no tener el kit de bioseguridad.

“No podemos esperar, la doctora muy claro nos dijo que había un 50% de vivir y un 50% de que muriera porque se podía quedar con un paro respiratorio”, aseguró Raiza Farmefano, presidenta de la ONG Conciencia por la Vida.

Por otra parte, las denuncias de estafas relacionadas con la compra de kit de bioseguridad se hicieron presentes para detallar que que estos materiales hospitalarios tienen un costo de 65 dólares para un monto total de 390 dólares.

“Conseguimos una distribuidora que se llama Distrimedical 2 mil CA en Caracas, en Altamira, y nos ofrecen el kit a 65 dólares cada uno a cambio del día, hicieron el negocio y quedaron que iba a llegar, ellos se fueron al aeropuerto y los kit no llegaron”, agregó la activista.

Es importante recordar que las personas con VIH también corren peligro de muerte por la falta de antirretrovirales y por la ausencia de respuesta por parte del Estado venezolano. La emergencia humanitaria compleja se profundiza en el país y es necesario que esto sea atendido cuanto antes ya que de lo contrario, se perderán muchas vidas.

Gabriela Buada Blondell  / Prensa y comunicación Acción Solidaria 

gbuada@accionsolidaria.info