Compartir

El alto costo de los artículos deja en vilo a los representantes

La hiperinflación venezolana sigue su escalada imparable, y con ella la compra de los útiles escolares parece imposible. Los costos, por muy básica que sea la lista de artículos, se ubican en lo equivalente a 20 sueldos mínimos, es decir 194.000.000 bolívares.

La interrogante de muchos padres será ¿comprar los útiles escolares de sus hijos o comprar comida?, aunque muchos adquirieron sus artículos y uniformes escolares desde el año pasado, para evitar esta alza que previeron.

Actualmente, el sueldo mínimo se ubica en Bs. 3 millones, pero un sacapuntas con depósito simple puede costar un millón de bolívares.

“¿Cómo vamos a hacer? Esto es una locura porque, incluso trabajando dignamente, no puedes comprarles algo a los hijos tuyos. Yo no gano lo suficiente para comprar los útiles a mis hijos”, comentó Lourdes Rincón, mientras recorría el casco central de Maracaibo.

¿Opciones? Muchos padres están buscando libros usados o prestados; otros no compran nada.

Es posible conseguir el libro Mi Jardín, de primer grado de educación primaria, en 2 millones; mientras que el precio de una caja de lápices puede alcanzar los Bs. 2.900.000, pero en septiembre del año pasado costaba 15 mil bolívares: su precio subió 19.233%.

Las vendedoras de algunas papelerías y librerías de Maracaibo afirman que los padres solo buscan “dos o tres cuadernos cuando mucho” por los altos precios; antes compraban ocho; pues un cuaderno tesis, cuadriculado o mixto puede costar Bs. 3.500.000.

Otros padres optan por el reciclaje. “Yo este año voy a reciclar los cuadernos. Ya mi hija arrancó todas las hojas sobrantes de otro cuaderno, las grapó y le puso portada con cartón”, dijo Grisel Ortega, representante de una niña de quinto grado afirmó.

Los uniformes escolares no escapan de los altos costos

Algo similar sucede con los uniformes escolares. Los precios superar la realidad y el bolsillo de los venezolanos.

“Este año no voy a comprar uniformes. El hijo mío va a ir ‘enchivao’ al colegio, con ropa usada; no podría comprarla este año y a ver si consigo porque ya nada se consigue” aseguró Raiza Torres.

Una chemise blanca, azul o beige cuesta Bs. 15 millones aproximadamente. Los precios varían según la marca y el establecimiento. Los vendedores informales mantienen precios similares, en ocasiones uno o dos millones encima de los que marcan los locales comerciales.

“Unos zapatos que después de dos meses van a dejar la suela en el piso porque no son muy buenos” comentó una compradora, se consiguen en 20 millones. Unos de marca “que uno sabe que les durarán a nuestros hijos”, llegan a los 50 millones; calzados que el año pasado costaban 250 mil bolívares.

Igualmente sucede con los pantalones azules para educación primaria y secundaria. Sus costos oscilan entre al menos 18 millones. Estas prendas escolares se podían conseguir en Bs. 45 mil, el año pasado.

Fuente: Segundo Enfoque