Compartir

El Observatorio Venezolano para la Salud (OVS) tiene como misión fundamental monitorear y hacer seguimiento a los principales indicadores de salud y nutrición en Venezuela

Para nadie es un secreto que la crisis política y social en Venezuela gira en torno a la salud y a la accesibilidad de servicios básicos necesarios como lo son el agua, la electricidad y el transporte para garantizar una calidad de vida óptima a ciudadanas y ciudadanos. Sin embargo, desde hace más de dos años en el país se está viviendo una emergencia humanitaria compleja que, para el Observatorio Venezolano para la Salud (OVS), si el Estado no se aboca a atender podrían perderse muchísimas vidas humanas más.

Su tarea es la difusión de información real, oportuna y confiable acerca de la situación de salud y nutricional de Venezuela, da seguimiento a las políticas del Estado con el objetivo de evaluar sus resultados, analizar sus componentes y proponer cambios dentro de dichas políticas de salud y nutrición; formar y entrenar personal para el diseño, seguimiento y evaluación de políticas de salud y nutrición y contribuir en la creación y puesta en marcha de un Sistema Público Nacional de Salud de acuerdo a lo planteado en la Constitución.

Es una organización que nació en 2010 y que, en los últimos años, ha asumido nuevos retos y objetivos para contribuir con la sociedad venezolana, justo en medio de la peor crisis de salud vivida en el país.

¿Qué es el Observatorio Venezolano de la Salud (OVS)?

El OVS es un proyecto amplio, que engloba un conjunto de sub-proyectos. Está articulado al Área Desarrollo y Salud (ADS) del Centro de Estudios del Desarrollo (CENDES) de la Universidad Central de Venezuela (UCV), y es una unidad creada recientemente, dentro de la estructura general del CENDES. Actualmente, el OVS desarrolla varias áreas de acción como son las diversas actividades que generan capacitación de profesionales involucrados en la formulación de políticas públicas de salud y alimentación.

Además, generan bases de datos confiables que están a disposición de la comunidad académica y científica, que sirven para marcar las directrices en torno a las acciones públicas que contribuyen en el desarrollo del país.

Frente a la opacidad de las cifras

Desde el año 2016 el Observatorio publica boletines mensuales sobre los temas de salud que más afectan a los venezolanos, investigaciones y datos actuales sobre la situación sanitaria y nutricional de la población son compartidos a través de su página web con la finalidad de denunciar las fallas y errores cometidas por las autoridades.

“Nos preocupa en gran cantidad la omisión de información vital por parte de las autoridades frente a lo que estamos viviendo. Tal y como lo exige la Constitución vigente todos los venezolanos tenemos derecho a la salud y el Estado debe garantizarlo. Esto no está ocurriendo en la actualidad ya que en el país cada vez son más las personas que mueren porque no consiguen o no pueden comprar algún medicamento, por no tener la atención necesaria en los centros hospitalarios o porque simplemente no gozan de un seguro para atender cualquier accidente o afección de salud”, explica Jorge Díaz Polanco, sociólogo, especialista en Planificación y Políticas de Salud, investigador del Centro de Estudios del Desarrollo (Cendes) de la UCV y fundador del Observatorio.

La falta de cifras oficiales ha hecho que los integrante del Observatorio Venezolano para la Salud trabajen con las uñas sistematizando datos de informes realizados junto a organizaciones de la sociedad civil que velan por el respeto al derecho de la salud. Denuncian que los asuntos pendientes siguen sin solución, sin embargo ellos se esfuerzan en visibilizar lo que se mantiene oculto y que se traduce en la agudización de la crisis en salud, la falta de atención a los problemas prioritarios, la corrupción y la carencia de insumos y de personal especializado.

Polanco asevera que el Observatorio desde sus inicios, y ahora con mucha más frecuencia por la falta de data oficial, se apoyan en investigaciones realizadas por profesores del Cendes, UCV y otras academias, vinculadas a la salud, la alimentación y la nutrición

Asegura que no ha sido fácil mantenerse frente a la terrible afectación por la que está atravesando el sistema de salud y frente a la apatía del Estado al no detener la grave situación ni aceptar la cooperación humanitaria.

“Es evidente que la situación no mejora, sino que cada día se agudiza la crisis de salud existente en el país, por ello, el OVS reactivó su labor divulgativa y educativa desde hace más de dos años, para mantener informada a la población venezolana sobre los riesgos existentes actualmente y dar aportes de alguna forma, en su manejo y solución”.

Aliados para enfrentar la emergencia y sistematizar casos

El número de colaboradores del Observatorio ha venido ampliándose, incluyendo investigadores fuera del Cendes. Seguidores, periodistas y sociedad civil en general verifica contantemente la información publicada. Las redes sociales tienen un papel fundamental  ya que a través de sus cuentas en Twitter e Instagram @ovsalud y en Facebook: Observatorio Venezolano de Salud; se difunden los boletines mensuales e infografías informativas.

En la organización constantemente se imparten cursos de capacitación a diversos niveles en el Cendes, componente docente y forman a profesionales en campos tan necesarios como la gestión sanitaria, la economía de la salud y las políticas alimentarias y nutricionales.

Para apoyar el trabajo del OVS puedes ingresar a su web www.ovsalud.org, enviar un correo electrónico a obsvensal@gmail.com o hacerte miembro de la Fundación Amigos del Observatorio Venezolano de la Salud (FAOVS).

Fuente: Gabriela Buada Blondell / Amnistía Internacional Venezuela