Compartir

Viajeros venezolanos cancelan planes de viajes hacia destinos donde exigen la vacuna contra la fiebre amarilla

Venezolanos que no estén vacunados contra la fiebre amarilla no podrán salir del país, al menos hacia destinos donde la antiamarílica es un requisito indispensable como Brasil, por ejemplo.

En Caracas hay cinco distrito sanitarios, pero ninguno de ellos cuenta con vacunas antiamarílicas o por lo menos esto fue lo que se constató en un recorrido realizado por Contrapunto. Tampoco se consigue la certificación internacional que es emitida en un cartón de color amarillo.

El comprobante de color blanco solo funciona para el territorio nacional, por lo que no es aceptado en otros países aunque se tenga la vacuna aplicada.

«Si trae la vacuna se la aplicamos; el problema es que tampoco tenemos la tarjeta amarilla que le exigen para viajar», dijo un trabajador de un distrito sanitario del estado Miranda a una señora que necesitaba viajar a Brasil.

Como otros trámites para viajar este también se puede gestionar por «los caminos verdes». Gestores ofertan el carnet amarillo con la certificación internacional por 30 dólares.

Un trabajador del Distrito Sanitario 3, ubicado en la avenida San Martín, informó que desde diciembre no llegan vacunas contra la fiebre amarilla. «Se terminaron el 22 de diciembre y estamos a la espera de dotación por parte del Ministerio de Salud».

«Caracas tiene cinco distritos sanitarios y ninguno cuenta con antiamarílica», adelantó el funcionario, quien recomendó acudir a una jornada de inmunización, aplicarse el biológico y traer la tarjeta de vacunación al centro sanitario para que sea sellada.

En el Distrito Sanitario 1, que se encuentra en La Pastora, tampoco se consigue la vacuna, pues desde el mes de diciembre no recibe inmunización, dijo un trabajador del instituto, quien informaba que el biológico no está disponible.

La situación no fue distinta en la Unidad de Epidemiología del Distrito 4, ubicada en El Valle; allí, al igual que en los otros centros, no llegan vacunas contra la fiebre amarilla desde diciembre, indicó una trabajadora del instituto de sanidad.

Fuente: Contrapunto