Compartir

Tras la paralización de 90% de la flota de autobuses en todo el país, las perreras han sido la alternativa que los ciudadanos encontraron para resolver el problema

Debido a las deficiencias en el servicio de transporte público, los  venezolanos deben optar por trasladarse en otros vehículos no aptos para pasajeros, como los camiones, mejor conocidos como las “perreras”.

Ante la paralización de 90% de la flota de buses a causa de la falta de repuestos y lubricantes, esta nueva modalidad se convirtió en la única solución inmediata a la problemática, según reseñó el portal La Tercera. Los vehículos con platabanda son los que actualmente trasladan a los ciudadanos hacia sus destinos, lo que significa un riesgo para la integridad de los mismos.

Jubelys es una joven estudiante de Derecho que sufre las consecuencias de la crisis de transporte, pues debe trasladarse diariamente desde su casa ubicada en Río Blanco II, un barrio del municipio Girardot en el estado Aragua, hacia la institución donde estudia, a unos 20 kilómetros de su lugar de partida.

“Normalmente usaba el transporte público, pero cuando comenzó la crisis y se agudizó tuve que empezar a tomar las perreras. Son inseguras y es agotador, a veces estás una hora haciendo fila, pero incluso he tenido que faltar a clases y perder materias en el semestre por inasistencia cuando no pasan”, expresó.

La historia de Jubelys se repite en cada estado del país, quienes se ven obligados a trasladarse en este medio para poder cumplir con sus responsabilidades.

Estos vehículos no cuentan con condiciones óptimas para los pasajeros, por ende ya se han registrado más de 200 heridos y 55 muertos.

Fuente: El Nacional