Compartir

Mientras en las aguas del Municipio Vargas, el gobierno anuncia el arribo de un  Buque Hospital o Barco Hospital como es conocido en el resto del continente, los hospitales y centros de salud primarias del país se encuentran en un total colapso.

Es irónico pensar que en un país donde según sus gobernantes no existe ninguna crisis humanitaria una embarcación como el Buque Hospital Chino se encuentre anclado en nuestras aguas.

Estos barcos son construidos y equipados para rescatar a los náufragos, tratar a los enfermos y curar a los heridos resultados de una guerra o crisis humanitaria. Su función es servir como centro de atención medica y ofrecer al paciente los mismos cuidados que un hospital en tierra firme.

Dentro del marco jurídico, los barcos hospitales están amparados bajo la X Conferencia de la Haya de 1907. El artículo cuarto de la Convención ideó las restricciones existentes para los buques hospital en tiempos de guerra. Y la  mayoría de buques hospital son barcos operados por las marinas militares de los diferentes estados del mundo.

La  llegada de esta embarcación a Venezuela viene a ser como un ¨pañito de agua tibia ¨ para la grave situación que presenta en la actualidad el  sector salud en el país.

Como embarcación militar, el ministro de la Defensa   Vladimir Padrino López ha sido una de los voceros encargados de señalar la forma como se atenderá y recibirá a pacientes de todas las nacionalidades sin ninguna discriminación. Para el ministro esto es una ¨ayuda sanitaria¨.

Cave destacar que los Consejos Comunales de la Guaira son los que determinaran cuales pacientes gozaran de la atención médica de los doctores chinos.

Pero al parecer según denuncias de pacientes que se han acercado buscando atención,  muchos no son atendidos por los médicos chinos, así lo reseño un diario de circulación nacional, la denuncia dice así, “Aquí están atendiendo puros militares. Yo vengo de allá adentro y eso es falso que estén atendiendo por consejos comunales. Hoy le fui a tocar la puerta a uno para saber cuándo nos iban a atender y su respuesta fue que no sabía nada de eso”.

Según reportes de pacientes y familiares , la mayoría de laboratorios y servicios de nutrición de los hospitales del país  están intermitente o completamente inoperativos.

La Federación Médica de Venezuela (FMV), durante años ha  reclamado al gobierno y han  utilizado la denuncia para que corrijan los errores. Pero  hoy en día no hay garantía en los  centros de salud para los pacientes que van a buscar ayuda.

Fuente: Analítica.com