Compartir

La tristeza se apoderó  este jueves de la familia Bracho que se preparaba  para celebrar el cumpleaños número 71 de Romel Bracho. Pero el septuagenario murió en la  cola que hacía para cobrar la pensión en el banco Bicentenario,  de la plaza de  Las Banderas.

El abuelo  llegó a la entidad bancaria a las 5: 30 de la mañana, más temprano que de costumbre debido a que era la tercera oportunidad que iba, en una semana.

Siendo las 6:30  de la mañana le dio un infarto, los compañeros  que se encontraban en la cola lo sentaron, le dieron agua de tomar pero no reaccionó.

Romel Bracho vivía en el barrio Edgar Ramón Uzcátegui de Haticos por Arriba. Deja ocho hijos y se desempeñó por un tiempo como mecánico automotriz.

Su hija Aikel Bracho comentó que Romel era  “bonchón ,  le gustaba bailar  y contar chistes en fin era el alma de las fiestas”.

Fuente: Panorama