Compartir

Hoy 21 de junio se cumplen cuatro (4) meses del otorgamiento de las Medidas Cautelares otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la Organización de Estados Americanos (OEA) para los niños y niñas del servicio de nefrología del Hospital JM de Los Ríos, exigimos al Estado el cumplimiento de las medidas otorgadas.

Las medidas cautelares dictadas por la CIDH, inéditas en Venezuela, establecen obligaciones al Estado para resguardar la vida y la salud de los niños y niñas del servicio de nefrología de dicha institución. Los niños, niñas y adolescentes protegidos por las medidas internacionales, se encuentran en estado de gravedad y urgencia, frente a omisiones injustificables del Estado.

Persiste el incumplimiento del tratamiento debido al suministro irregular de medicinas e insumos, a la falta de mantenimiento preventivo y correctivo de equipos, así como a la falta de reactivos para realizar la serología de la sangre y la falta de reactivos en el Laboratorio.

Los niños, niñas y adolescentes que reciben diálisis presentan un riesgo muy grave al estar suspendidos los trasplantes de riñón desde el 01-06-2017 hace un (01) año, se vulnera su derecho a la vida. Por lo que las organizaciones no gubernamentales Cecodap y Prepara Familia exigen que se reactiven los trasplantes @cecodap @preparafamilia

Desde el 21 de febrero, fecha del otorgamiento de las medidas ya han fallecido dos (2) niñas Carina Vergara de 16 años, y Karla Romero de 6 años, exigimos respuestas y el cumplimiento urgente de las medidas otorgadas.

Continúa el suministro irregular de antibióticos, antihipertensivos y medicinas como Paricalcitol e inmunosupresores para todos los niños trasplantados. Con respecto a los insumos continúa el suministro irregular de catéteres, los pacientes requieren variedad de catéteres de distintas numeraciones. Las líneas de Hemodiálisis Pediátricas y los Kits de hemodialisis son insuficientes.

Es importante realizarse el mantenimiento preventivo y correctivo a las tuberías del área de nefrología que normalmente presentan brotes de aguas servidas.

Cecodap y Prepara Familia advierten además que las fallas en el tratamiento médico de los niños de Nefrología conducen inevitablemente al sufrimiento físico y psicológico de los niños. El no tomar medidas correctivas acelera los riesgos de muerte tanto para pacientes de diálisis como trasplantados.

Se requiere que el Estado cumpla con el mantenimiento de la planta de osmosis , tanques de agua, y máquinas de hemodialis, que debe realizarse cada tres meses en el Servicio de Nefrología del hospital.

Exigimos que el Ministerio del Poder Popular para la Salud adquiera unidades de hemodiálisis pediátricas para niños con un peso menor a 10 kilos, para instalarlas en otros estados del país, solo existe una sola unidad pediátrica en el Hospital J.M de Los Ríos.

Fuente: Codevida