Compartir

En el 2018 fallecieron al menos 5.000 personas por falta de medicamentos  

Entre el 25 y el 27 de junio de 2001, tuvo lugar por primera vez una Asamblea General de las Naciones Unidas sobre el tema de VIH/SIDA, los Estados y gobiernos (incluyendo Venezuela) adoptaron y firmaron la Declaración de Compromisos de lucha contra el VIH/SIDA, en la que hay un apartado específico sobre los derechos humanos.

El apartado se refiere a la eliminación de todas las formas de discriminación en contra de las personas con VIH; estrategias para combatir el estigma y la exclusión social, asegurar el acceso a las personas con VIH al empleo, educación, salud, prevención, tratamientos, protección jurídica, información, entre otros.

Cabe acotar que ya para julio del año 1999, el Tribunal Supremo ordenó al Ministerio de Salud que proporcionara de forma gratuita medicación antirretrovírica, tratamiento para infecciones oportunistas y pruebas diagnósticas a todos los ciudadanos venezolanos, y residentes extranjeros en Venezuela con VIH.

Venezuela cuenta con importantes pronunciamientos de las instancias de justicia y de otros instrumentos legales (dictámenes, pronunciamientos, resoluciones y normativas) en materia de Derechos Humanos y VIH/Sida, las cuales prohíben la discriminación por la condición de vivir con VIH en el lugar de trabajo y educación, y garantizan el acceso a la atención y los medicamentos para tratar el VIH (antirretrovirales), entre otros beneficios.

Sin embargo, en la actualidad Venezuela sufre una emergencia humanitaria compleja, la salud y los tratamientos médicos para el VIH se han visto gravemente afectados, al mismo tiempo que el Estado como garante del cumplimiento de estos derechos, ha mostrado su negativa ante la ayuda internacional con la apertura del “Canal Humanitario”, lo cual vulnera los derechos humanos y por ende ponen la vida de las personas con VIH en peligro.

Lo que hace que las personas con VIH en Venezuela vuelvan a los años 80 cuando fallecían al desarrollar rápidamente la etapa sida al no contar con el tratamiento adecuado. Debido a que el Estado no está cumpliendo con su obligación en la entrega constante de los antirretrovirales.

No obstante, los medios de comunicación solo visibilizan la crisis en salud, pero ¿y los demás derechos de estos seres humanos?

Natasha Saturno, abogada y coordinadora de exigibilidad de DDHH en la asociación civil Acción Solidaria, reconoció en una entrevista que, dentro de los esfuerzos legales para el VIH, en el 2014 se efectuó la promulgación de la “Ley para la Promoción y Protección del Derecho a la Igualdad de las Personas con VIH/SIDA y sus Familiares” al igual que recalcó que fue una iniciativa de las la sociedad civil, “fue un logro de las ONG”.

Sin embargo, afirmó que desde el punto de vista de “hechos” esto realmente no se cumple, los esfuerzos por parte del Gobierno referente a las campañas de prevención, educación, salud y leyes “han sido prácticamente paralizado desde antes del 2015”.

Asimismo, Saturno, afirmó que para el año 2016 atendían 10 casos al mes por denuncias de discriminación laboral, reducción del cargo “eso pasa mucho con los militares, no los botan, pero les cambian el cargo” dijo.

Por otro lado, acota que a mediados del 2017 cuando se acentúan más la crisis de antirretrovirales, fue un giro completo y ahora “todos los casos que recibimos, el 90% son personas con VIH que se quieren ir de Venezuela, porque no tienen acceso a su tratamiento.”

La abogada, se refirió a las recomendaciones que buscan los seropositivos al irse o no del país y sentenció que “le decimos que, si está dentro de sus posibilidades irse, por ahora váyase”. Saturno lamentó que lo que fue 2017, 2018 y la actualidad de 2019 “no es alentador para una persona con VIH quedarse”.

Obligados a irse a otras fronteras

El 4 de diciembre de 2018, en el marco del Día Mundial de Acción Contra el SIDA, se realizó el foro “VIH en el contexto de la emergencia humanitaria en Venezuela” organizado por la Red Venezolana de Gente Positiva (RVG+) y Acción Ciudadana Contra el SIDA (Accsi).

 En el cual Eduardo Franco, secretario de RVG+ tuvo la oportunidad de exponer casos evidentes de las violaciones a los derechos consagrados en la Constitución bolivariana.

Citó que no se cumplen los artículos 83 y 84; “Se viola, se vulnera 100% el derecho a la salud. Los ciudadanos andan en una carrera para subsistir, la gente se está yendo de Venezuela, migran para salvar sus vidas. La cantidad de personas que fallecen no es normal, es como si estuviéramos en una guerra”.

Asimismo, recalcó que se presenta desabastecimiento de antirretrovirales de más de 90% y en algunos estados como Sucre de 100%, “no hay reactivos para las pruebas diagnósticas y lo peor es que el Estado, con esta bomba de tiempo en sus manos, no acepta los mecanismos de ayuda internacional, niega la emergencia humanitaria”.

Saturno, se refirió a este punto aseverando que en el 2017 hubo personas que tuvieron fallas continuas del tratamiento por 5 meses, y el promedio ascendió entre 2017 y 2018 a 7 meses continuos y 10 meses de fallas. Acotó que, si bien esto no se puede tomar como una estadística general del país, de igual forma sí es un indicador.

Cerca del 10% de los venezolanos con VIH han abandonado el país en los últimos años, empujados por la grave crisis política y económica, el director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé, indicó que en Venezuela había 84.000 personas diagnosticadas con VIH y que cerca de 8.000 han emigrado, principalmente a países de la región.

Según lo informado por el Ministerio de Salud de Colombia, sobre las atenciones a refugiados y migrantes venezolanos, se han generado 2.395 atenciones relacionadas con VIH-sida entre marzo de 2017 y octubre de 2018. En el caso de Perú, el Ministerio de Salud (Minsa), informó que hasta agosto de 2018 había 1.022 venezolanos con VIH-Sida.

Michel Sidibé alertó que si la persona está “en tratamiento y tiene que interrumpirlo porque va a migrar y no tiene acceso a servicios sanitarios, el riesgo de trasmitir la enfermedad y el riesgo de morir es mucho mayor”.

Además de coordinar una respuesta regional contra el VIH, el organismo que dirige Sidibé está “trabajando” con el gobierno venezolano, reacio a recibir ayuda humanitaria internacional, para introducir en el país antirretrovirales y garantizar el tratamiento a las personas que no han migrado.

Plan Maestro

A mediados de 2018 se da inicio al “El Plan Maestro”, que nace como estrategia elaborada por el Ministerio de Salud, la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Onusida y la sociedad civil que coordina el apoyo de la cooperación técnica internacional para atender las epidemias de VIH, malaria y tuberculosis en Venezuela durante los próximos tres años.

Veintiocho millones de dólares. Eso es lo que necesita el Gobierno venezolano para comprar medicamentos antirretrovirales y activar el Plan Maestro, que busca dar respuesta a la crisis de tuberculosis, malaria y VIH en el país.

Hasta la fecha, el Estado apenas cuenta con 5 millones de dólares, monto que desembolsó el Fondo Mundial para la Lucha contra el VIH/SIDA, Tuberculosis y Malaria a mediados del 2018.

En este sentido, Natasha Saturno, reveló que lo único que está en la mesa en lo que va de 2019, son 2 millones de dólares que al parecer va otorgar el Gobierno “lo cual está todavía en veremos” puntualizó. Lamentó la postura del Estado ante esta situación debido a que a su juicio “ni siquiera sumando y tomando esos 7 millones te da para cubrir un año de tratamiento”.

La estrategia no solo incluye la dotación de medicamentos, sino de reactivos de laboratorio y equipos, así como también campañas para la prevención y vigilancia. En total, el financiamiento del plan para los próximos tres años supera los 130 millones de dólares.

En la primera fase del Plan Maestro, representantes de la RVG+ recibieron el 14 de enero 2019, un cargamento de 100 mil frascos de medicamentos antirretrovirales destinados a atender alrededor de 40 mil personas seropositivas.

Alberto Nieves, director de la ONG Accsi, detalló que este es el primer donativo de un total de tres lotes que se prevé lleguen al país entre enero y febrero de este año.

En total, afirma el activista por el derecho a la salud, se espera que arriben a Venezuela 500 mil frascos, antirretrovirales suficientes para cubrir 10 meses de tratamiento de, aproximadamente, 40 mil personas.

Sin embargo, aún restan poco más de 30 mil personas que no se beneficiarán del donativo. Es por esta razón que las ONG instan al Estado venezolano a aportar los 28 millones de dólares restantes que necesita el Plan Maestro para atender la crisis de personas con VIH durante el primer año de la estrategia.

Asimismo, el secretario general de la RVG+ Eduardo Franco, sostuvo que es indispensable la ayuda humanitaria y aseguró que están preparados para recibirla por las vías que sean necesarias.

Cifras y Datos

Durante la entrevista realizada a la especialista en DDHH de Acción Solidaria, Natasha Saturno, informó que el 2018 se formaron unos grupos interdisciplinarios de derecho a la salud de puras organizaciones civiles y se publicó un informe “Emergencia Humanitaria Compleja en Venezuela: Derecho a la Salud” en el cual se estima que hay 154 mil personas con VIH en Venezuela.

Asimismo, se refirió que en dicho informe el tema de defunciones para el 2018, hubo anualmente 5 mil muertes relacionadas al VIH, “eso significa alrededor de 14 personas por día”, enfatizó. En él también se detalla la cifra de nuevos contagios y “se estima que 17 personas por día contraen el virus” aseveró Saturno.

Por otro lado, en un informe elaborado en el 2018 por la Organización Panamericana de la Salud, Organización Mundial de la Salud, el Ministerio del Poder Popular para la Salud y la ONUSIDA para el “Plan Maestro para el fortalecimiento de la respuesta al VIH, la tuberculosis y la malaria en la República Bolivariana de Venezuela desde una perspectiva de salud pública”:

  • En el 2016, con base en las últimas estimaciones disponibles, en Venezuela había un estimado de 120 mil personas con el VIH, tuvo 6500 nuevas infecciones y 2500 defunciones relacionadas con el sida.
  • Del total de 120mil personas con el VIH estimadas para el año 2016, el 59% tenían acceso a la terapia antirretroviral (71.210 personas en tratamiento)
  • El Ministerio del Poder Popular para la Salud estima que en el país al menos 11000 personas contraen VIH cada año
  • La mortalidad por complicaciones asociadas al sida aumentó alrededor de 70% entre los años 1999 y 2013.

En Latinoamérica hay 1,8 millones de personas con VIH, de los cuales más del 60% está en tratamiento, según datos oficiales. La ONU se ha propuesto alcanzar en 2020 el objetivo 90-90-90 en todo el mundo, lo que implica que el 90 % de las personas que viven con el VIH conocerán su estado serológico, que el 90 % de las personas diagnosticadas recibirán tratamiento antirretrovírico continuado y que el 90 % de las personas tratadas alcanzarán la supresión vírica.

Sin embargo, el informe divulgado por el Programa Conjunto de Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA), correspondiente al año 2018, destaca que Venezuela fue el único país de América Latina que no proporcionó información sobre los avances en el cumplimiento de las metas 90/90/90 para reducir el número de nuevos casos y evitar que más personas que tengan el virus se agraven.

La Sociedad Venezolana de Infectología cuestionó, mediante un comunicado, el hermetismo del Estado venezolano e hizo un llamado de alerta sobre las “interrupciones prologadas” de los tratamientos antirretrovirales y medicinas para atender infecciones oportunistas por el desabastecimiento.

Así como también la ausencia de pruebas de seguimiento y control, como carga viral y CD4. “Esta realidad nos aleja cada vez más de la meta para el año 2020, reflejada en el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida”, refiere el documento.

Reportaje de Ireneo Díaz / ireneodiaz95@gmail.com