Compartir

Con la expedición del decreto 1288 de 2018, el Gobierno de Colombia establece medidas para garantizar el acceso de las personas inscritas en el Registro de Migrantes de Venezuela, a la oferta institucional de servicios en materia de salud, educación, trabajo y atención de niños, niñas y adolescentes en los niveles nacional, departamental y municipal.

La oferta institucional en salud para la población venezolana inscritos en el Registro Administrativo de Migrantes incluye atención en salud, en los siguientes modalidades: atención de urgencias, acciones en salud pública, esto abarca vacunación en el marco del Programa Ampliado de Inmunizaciones-PAI, control prenatal para mujeres gestantes, acciones de promoción y prevención definidas en el Plan Sectorial de respuesta al fenómeno migratorio y a las intervenciones colectivas que desarrollan las entidades territoriales.

Además de lo anterior tendrán derecho a la afiliación al Sistema General de Seguridad Social en Salud, tanto al régimen contributivo como al subsidiado, así como al Sistema de Riesgos Laborales.

Por su parte el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar ICBF brindará atención a los niños, niñas, adolescentes, mujeres gestantes y sus familias, a través de los programas de protección a la familia.

En lo relacionado con el empleo, el referido decreto contiene una oferta institucional que les otorga el derecho a acceder a los servicios de orientación, información y remisión prestados por la Red de Prestadores del Servicio Público de Empleo.

En cuanto a la educación, los estudiantes provenientes de Venezuela podrán validar cada uno de los grados realizados en dicho país, mediante evaluaciones o actividades académicas en los establecimientos educativos donde fueren ubicados por las secretarías de educación, siempre que estas instituciones cumplan con los requisitos legales de funcionamiento. Este proceso no tendrá costo alguno.

Para facilitar el efectivo acceso de la población migrante, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia, modificará los requisitos y plazos del Permiso Especial de Permanencia (PEP), como único documento de identificación válido para los nacionales venezolanos en territorio colombiano que les permite permanecer temporalmente en condiciones de regularización migratoria.

La medida constituye una respuesta del gobierno en la atención de la emergencia social que se viene presentando en la frontera con Venezuela, la cual demanda una política integral de atención humanitaria y asignación de recursos a través de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres.

Mediante el Decreto 0542 de 2018, se dispuso la creación del Registro Administrativo de Migrantes Venezolanos en Colombia, dicho instrumento fue aplicado por la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, desde el 06 de abril hasta el 08 de junio de 2018 y ‘se obtuvo una cifra consolidada de 442.462 ciudadanos venezolanos, que ingresaron de manera irregular al país.

Es de destacar que del total de los extranjeros inscritos en el Registro Administrativo para Migrantes Venezolanos, 106.389 personas manifestaron tener familiares colombianos, por lo que se evidencia la presencia de núcleos familiares de composición mixta, por lo que corresponde a Colombia adoptar medidas especiales para los retornados colombianos procedentes de la República Bolivariana de Venezuela.

Fuente: Opinión y Salud