Compartir

Durante los últimos años el trabajo de Codevida ha sido protagónico en la denuncia del deterioro del sistema de salud y la exigencia de la cooperación internacional para poner fin a la emergencia humanitaria compleja que vive Venezuela


La historia de la Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y la Vida (Codevida) inició en julio 2003, cuando el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales proporcionaba tratamientos de alto costo de forma intermitente ocasionando la interrupción de terapias de medicamentos y el deterioro de los servicios de atención integral para las personas afectadas por condiciones de salud crónica. Fue entonces, cuando un grupo de organizaciones no gubernamentales decidieron unirse para llevar adelante acciones que permitieran encontrar soluciones a aquella grave situación que ponía en peligro la salud y la vida de miles de personas y que además, se prolongaría.

Codevida es una asociación civil sin fines de lucro que agrupa a organizaciones con trabajo en la promoción y defensa de los derechos a la salud y a la vida de personas en condiciones de salud crónicas. “Este trabajo ha venido transformándose, y de alguna manera asumimos el protagonismo en las acciones de exigencia y de observación en la implementación de políticas de salud que garanticen el respeto de este derecho en el país. Poco a poco se involucran más personas con alguna condición de salud crónica y se activan en las manifestaciones para exigir al Estado respuesta firme ante lo que se ha convertido en una emergencia humanitaria compleja”, afirmó Francisco Valencia, director de la coalición.

El trabajo que se realiza en Codevida en la actualidad es de incidencia en medios de comunicación, centros de salud, comunidades y desde todos los espacios del país dónde no se garantiza una atención integral, oportuna, segura y de calidad respecto al derecho a la salud en todas sus formas. La coalición por medio de grupos y organizaciones de la sociedad civil en los ámbitos nacionales e internacionales y donde sea necesario exige derechos y demanda justicia cuando estos son violentados.

En la emergencia humanitaria compleja

Durante los últimos 4 años Codevida ha denunciado y se ha convertido en la voz de las personas afectadas por la escasez de medicamentos, el deterioro del sistema de salud y la emergencia humanitaria que rápidamente se ha vuelto compleja y que ha hecho que la exigencia se haga permanente. La coalición, a través de sus representantes sostiene que actualmente en el país hay una afectación masiva y de graves daños a la salud y al estado nutricional de la población venezolana, con un ritmo acelerado de extensión y velocidad que pone en inminente peligro las vidas y la integridad física y mental de millones de personas, especialmente las de quienes viven en situación de vulnerabilidad.

La gran pancarta de Codevida encabeza diversas manifestaciones de personas que pidieron medicamentos en 2014 y que en 2018 continúan exigiendo la atención de la crisis sanitaria que ha producido la emergencia en todo el país. Este grupo de organizaciones también alerta constantemente, que si desde el Estado no se acepta la cooperación internacional más vidas se perderán.

Valencia explicó que Codevida se reinventó desde marzo 2016 luego de una convocatoria en la Plaza Altamira a la que asistieron más de 1.600 personas con condiciones de salud crónicas, “eso visibilizó mucho la crisis que existe en Venezuela por falta de medicamentos y desde ese momento organizaciones en el exterior comenzaron a contactarnos para enviar ayuda”.

Las organizaciones que forman parte de la coalición (Acción Solidaria, Amigos Trasplantados de Venezuela, Asociación Venezolana de Amigos con Linfoma, Asociación Venezonala para la Hemofilia, Funcamama y SenosAyuda) visibilizan la emergencia humanitaria compleja que existe en Venezuela registrando testimonios, presentando las cifras y no solo denunciando ante instancias nacionales sino en las internacionales para así, de alguna forma encontrar los mecanismos idóneos para que llegue la ayuda humanitaria necesaria.

Acciones frente el deterioro de la salud en Venezuela

Es gravísimo, el deterioro de la salud en Venezuela y tal vez, lo catastrófico es que la situación se acelera de manera abrupta. Las denuncias que llegan a Codevida de personas afectadas por el deterioro del sistema de salud este año son en su mayoría por la falta absoluta y prolongada de tratamientos que afectan a miles de personas. Valencia afirma que esta gravedad amerita atención inmediata y se puede observar con datos que maneja la organización.

“Por ejemplo, para enfermedades crónicas como cáncer, hemofilia, párkinson, esclerosis múltiple y otras que requieren medicamentos de alto costo la escasez se ubica en 95%, lo que pone en riesgo la vida de más de 300.000 personas, y si sumamos la gente con hipertensión y diabetes estamos hablando de 11 millones de personas que tienen serias dificultades para el acceso a medicamentos. Estamos viviendo un gobierno que ha asumido como política la negación y omisión de la crisis humanitaria, porque hacer lo contrario sería admitir el fracaso de su gestión”.

Para Codevida la omisión por parte del Estado de la situación crítica actual en el tema de salud es no admitir el fracaso en lo que respecta la garantía del derecho al acceso a la salud y en instancias internacionales se ve como los representantes gubernamentales afirman que en Venezuela no ocurre nada y que este derecho, no solo se garantiza sino que se han creado programas sociales que alcanza a un buen sector de la población.

“Cuando un Estado tiene una situación humanitaria y no cuenta con la capacidad financiera para resolverla existen mecanismos de ayuda internacional a los que puede recurrir a través de las Naciones Unidas y de países directamente. De hecho, han sido muchas las naciones e instancias que han ofrecido ayuda al gobierno venezolano, pero este no ha aceptado afirmando que el 0500 Salud y los CDI atienden a la población”.

En cuanto a los planes sociales implementados por el Estado, representantes de la sociedad civil han constatado que los Centros de Diagnóstico Integral (sitios donde se brinda atención en salud del segundo nivel, es decir, donde se garantiza la asistencia médica de emergencia y los estudios diagnósticos fundamentales las 24 horas del día, todos los días de la semana) no están trabajando en su totalidad, afirman que solo el 30% de los CDI en todo el país están funcionando con el 100% de sus equipos y servicios, mientras que el 70% está trabajando a medias, no prestan consultas o están cerrados y además solo el 40% de Barrio Adentro está abierto. En relación al funcionamiento de la línea 0500 salud los usuarios reflejan que la respuesta nunca ha sido efectiva y al lograr hablar con algún operador exigen tener el carnet de la patria para obtener el medicamento disponible en el inventario.

Solidaridad sin fronteras en las OSC

Acción Solidaria, organización que desde 2016 adecuó su Centro de Información Nacional VIH/Sida a través del número 0212 9522009 para atender alrededor de 200 llamadas diarias de personas que buscan medicamentos e insumos de todo tipo y que debido a la crisis no los encuentran, junto a Codevida y gracias a la solidaridad internacional hace posible que estas donaciones lleguen a quienes más las necesitan.

«Reconocidas figuras venezolanas que están radicadas fuera del país como Carlos Baute, Franco de Vita, Ángel Sánchez, migrantes y personas en Venezuela realizan un trabajo extraordinario para recolectar medicamentos y enviarlos al programa Acción Humanitaria. Son muchas las personas que día a día se las ingenian para recoger fondos para donar medicamentos, organizan jornadas extraordinarias para enviar los donativos con personas que viajan con frecuencia y fortalecer el programa que llevamos a cabo con Acción Solidaria. Sabemos que estos programas no van a solucionar la situación, pero son necesarios para ayudar a quienes podamos alcanzar. Aquí se requiere una acción de grandes magnitudes, pero si este tipo de ayudas no existiera, seguramente habría más muertos por falta de medicamentos”.

Codevida trabaja día tras día para ayudar y apoyar a más personas que en este momento se sienten desprotegidas para que se apropien de la exigencia de derechos y que de cualquier forma y desde cualquier espacio puedan alzar sus voces y exigir un alto a la emergencia humanitaria compleja y que se acepte los mecanismos de cooperación internacional que ayudarían a que no muera más gente de enfermedades prevenibles o por la ausencia de asistencia a la salud.

Para apoyar a Codevida puedes contactarlos con un email a coalicionporlavida@gmail.com y por sus redes sociales en Twitter @Codevida y en Facebook Codevida2017

Fuente: Gabriela Buada Blondell / Amnistía Internacional