Compartir

Ante la creación de la brigada especial la CIDH consideró que se impulsa la “animadversión de personas venezolanas al culparlas de aumentar los índices de violencia”

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) exhortó al Gobierno del Perú a no fomentar mensajes que “estigmatizan” a la enorme migración en el país proveniente de Venezuela.

“La CIDH insta a autoridades del Perú a no promover discursos que estigmatizan a las personas migrantes venezolanas, y recuerda que la estigmatización no contribuye a una política pública efectiva de seguridad ciudadana”, afirmó.

Mediante su cuenta oficial de Twitter el ente se refirió a las declaraciones del ministro del Interior, Carlos Morán, al momento de anunciar la creación de la Brigada Especial contra la Migración Delictiva.

A través de un video muy comentado en la red social, Morán enfatizó que este grupo selecto tendrá como objetivos “combatir el tráfico de drogas, sicariato, secuestro extorsivo, cobro de cupos y delitos violentos que cometen extranjeros”.

“CIDH considera que los mensajes que califican la migración como delincuencial, en el contexto de la migración venezolana, promueven la estigmatización y animadversión de personas venezolanas al culparlas de aumentar los índices de violencia”, estimó.

De igual forma, el organismo resaltó que la migración venezolana “tiene un alcance transfronterizo”, por lo cual pidió “una respuesta regional basada en la responsabilidad compartida y el respeto y garantía de los derechos humanos”.

La iniciativa de la brigada especial la tomó el Gobierno peruano luego de que en un operativo de la Policía el pasado 13 de enero los agentes detuvieran a 114 venezolanos (73 hombres y 41 mujeres) en Punta Negra, donde aparentemente estaba el centro de operaciones de una banda dedicada al sicariato, trata de mujeres y crimen organizado.

¿Qué responde el Gobierno?

Hasta los momentos ni la Cancillería ni alguna autoridad del Perú ha respondido a la Comisión Interamericana, pero este viernes Morán se reunió con el embajador de Venezuela acreditado en Lima, Carlos Scull.

En la reunión ambos resaltaron que se trata de un pequeño grupo de venezolanos los que realizan actividades ilícitas en el Perú. Foto: captura

El ministro del Interior le garantizó a Scull que la brigada especial “actuará dentro del respeto irrestricto de los derechos humanos”. En Twitter añadió: “Nuestros objetivos son los delincuentes. No los migrantes trabajadores”.

Mientras que Scull agradeció la colaboración del Ejecutivo peruano y ratificó su compromiso contra el delito, empero coincidió —sin hacer mención alguna— con la CIDH.

“Aprovechamos para reiterar que no se estigmatice a la comunidad venezolana con la delincuencia ya que la mayoría de los venezolanos están dando un aporte muy importante a este hermano país con su esfuerzo y trabajo diario”, dijo.

Fuente: La República