Compartir

La persecución, represión y tortura es el temor de todos aquellos que se atreven a alzar su voz en contra de las atrocidades cometidas por el gobierno de Venezuela, a pesar de las negativas de que estos hechos son cometidos por parte del gobierno de turno, no pueden negar la realidad de los presos políticos golpeados, la realidad de los periodistas censurados, la de los estudiantes perseguidos y la de todos aquellos que han sido víctimas de este régimen autoritario.

El pasado viernes 15 de marzo en el programa televisivo de Vladimir Villegas, Vladimir a la 1, transmitido por Globovisión, fue entrevistado quien detenta el cargo de Fiscal General de la República por nombramiento de la Asamblea Nacional (ANC), Tarek William Saab, donde se creó una situación incómoda y controversial ante sus respuestas dadas a la pregunta de si en Venezuela eran cometidas torturas o no.

El fiscal, luego de evadir la pregunta dando diferentes respuestas no acordes en reiteradas ocasiones, terminó por responder de manera prepotente con un “Yo respondo como me da la gana”, esto demuestra reconocer de forma tácita la verdad de un sistema violador de Derechos Humanos y autoritario ante los venezolanos.

Desde el equipo del Centro de Acción y Defensa por los Derechos Humanos (Cadef), preocupados e indignados por la forma de respuesta de este funcionario del Estado, exigimos a las autoridades competentes informar con la verdad, con cifras y demás detalles pertinentes a los ciudadanos y la comunidad internacional, reconociendo que en Venezuela se llevan a cabo las torturas en los centros de reclusión y en diferentes ámbitos del territorio nacional.

Según la Convención contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes el término «tortura» está referido a todo acto por el cual se inflija intencionadamente a una persona dolores o sufrimientos graves, ya sean físicos o mentales, con el fin de obtener de ella o de un tercero información o una confesión, de castigarla por un acto que haya cometido, o se sospeche que ha cometido, o de intimidar o coaccionar a esa persona o a otras, o por cualquier razón basada en cualquier tipo de discriminación, cuando dichos dolores o sufrimientos sean infligidos por un funcionario público u otra persona en el ejercicio de funciones públicas (…)

.

Conscientes de lo señalado, reclamamos y demandamos al fiscal recordar que es una figura pública y que está en la obligación como miembro del Estado de informar de manera profesional, oportuna y con transparencia.

De igual manera, se exige pleno respeto y garantías a los Derechos Humanos, respetando los principios de no repetición y reparación a las víctimas a quienes se les han cercenado sus derechos.

Recordemos que las democracias se construyen bajo las garantías ofrecidas por los gobiernos en ofrecer confianza y transparencia a los ciudadanos y en el respeto a los Derechos Humanos de todas las personas, la base fundamental de esto que hoy exigimos la tenemos los venezolanos en nuestra carta magna, la constitución de la República Bolivariana de Venezuela “Artículo 141. La Administración Pública está al servicio de los ciudadanos y ciudadanas y se fundamenta en los principios de honestidad, participación, celeridad, eficacia, eficiencia, transparencia, rendición de cuentas y responsabilidad en el ejercicio de la función pública, con sometimiento pleno a la ley y al derecho.”

Como parte de la juventud que hoy conforma el liderazgo en la exigencia y reivindicación de los Derechos Humanos y fundamentales de todos los venezolanos, Cadef exige al ciudadano Tarek William Saab hablar transparente y a asumir su responsabilidad como funcionario público.

1. https://www.telesurtv.net/news/Designan-a-Tarek-William-Saab-como-fiscal-general-de-Venezuela-20170805-0036.html

2. https://www.youtube.com/watch?v=fuyJbOde7F0

3. https://www.ohchr.org/sp/professionalinterest/pages/cat.aspx

Fuente: Cadef