Compartir

El Alto Comisionado paral os Refugiados, Filippo Grandi concluyó su viaje de 4 dás a Brasil con un llamado urgente a incrementar el compromiso internacional, incluyendo a las instituciones financieras y actores de desarrollo, en las comunidades anfitrionas de los migrantes y refugiados venezolanos.

“La solidaridad de las personas de Brasil con los refugiados y migrantes venezolanos ha sido ejemplar. Pero el impacto de las comunidades de acogida en estados como Roraima y Amazonas, ha sido abrumadora“, dijo Grandi, quién habló desde la capital de Brasil este domingo.

“Se me dijo que en algunas comunidades fronterizas, 40% de los pacientes y 80% de las mujeres que dan a luz en los hospitales son de Venezuela. Ha habido un impacto similar en la eduación, empleo, alojamiento y servicios sociales. Es vital que los esfuerzos por parte de las autoridades  en el estado federal y a niveles municipales, así como de la sociedad civil, grupos de la iglesia y personas ordinarias de Brasil, sean apoyados adecuadamente por la comunidad internacional. Personas locales han estado al frente de la resupuesta a las necesidades de los refugiados y migrantes venezolanos. Ellos no deben estar solos“.

Hay más de 180.000 venezolanos refugiados y migrantes en Brasil. En promedio llegan diariamente 500, la mayoría con urgente necesidad de ayuda humanitaria, en el estado del norte de Roraima, el cual se encuentra geográficamente aislado del resto del país y tiene el ingreso per cápita más bajo y con pocas oportunidades económicas.

Para dar resúesta a las necesidades humanitarias creadas por el flujo proveniente de Venezuela, el Gobierno Federal lanzó una iniciativa  (Operacao Acolhida) coordinada con la Fuerza Armada de Brasil, para brindar registro y documentación al momento de la llegada, así como asistencia humanitariaa, incluyendo alimentos y refugios temporales.

En abril 2018, una reubicación voluntaria conocida como “Interiorizacao” iniciado por las Fuerzas Armadas en coordinación con las autoridades federales y locales, ACNUR, y otras organizaciones de NU, sociedad civili y el sector privado. Hasta ahora, más de 15.000 venezolanos han sido reubicados del estado de Roraima a más de 50 ciudades donde hay mayor oportunidades de integración, y aliviando la presión en las comunidades fronterizas.

“Estoy inmensamente impresionado por ambas operaciones como ejemplo de una respuesta eficiente, coordinada, humana e innovadora para atender las necesidades humanitarias y promover soluciones para los venezolanos”, dijo Grandi. “Sin embargo, muchos desafíos aún continuan debido al número en crecimiento de las llegadas. En mi visita, fueron tratados  asuntos importantes  sobre la situación de los indígenas venezolanos, las agudas condiciones de muchos venezolanos que viven fuera de los refugios oficiales y el impacto sobre la infraestructura y servicios locales. Acciones urgente son requeridas por los gobiernos locales y federal, con el apoyo de la sociedad civil  y el sistema de NU, para atender la salud, eduación, bienes básicos y otras necesidades críticas“.

Durante una reunión con los Ministros de Presidencia (Casa Civil), Relaciones Internacionales, Justicia, Ciudadanía y un representante del Ministerio de Defensa, el Gobierno de Brasil reiteró su intención de fortalecer la actual respuesta operacional para recibir venezolanos. Durante su visita el Alta Comisionado también se reunió con autoridades locales, el Sistema de NU y  representantes de la sociedad civil que han tenido un rol clave en la respuesta colectiva. Además, conoció a muchas familias venezolanas en Brasilia, Boa Vista y Manaos, quienes le compartieron sus historias sobre su viaje y expresaron esperanza sobre su futuro en Brasil.

Grandi reconoción el liderazgo de Brasil en los temas sobre refugio y su participación activa en la respuesta regional para los flujos masivos de Venezuela. En el marco del Proceso de Quito, una iniciativa de ayuda multilateral, países de la región han desarrollado acciones coordinadas para regularizar la permanencia de los venezolanos y trabajan en su integración efectiva. Estos esfuerzos tienen el apoyo de la plataforma de coordinación inter – agencial dirigida por la ACNUR y la OIM, que reúne a más de 40 organizaciones dedicadas a responder a las necesidades de protección, asistencia e integración de los refugiados y migrantes venezolanos.

Fuente original: Examen ONU Venezuela