Compartir

Acción Ciudadana Contra el Sida nació como asociación civil sin fines de lucro el 6 de abril de 1987. A lo largo de sus 31 años de actividad ininterrumpida ha promovido, protegido y defendido los derechos humanos de las personas con VIH/Sida en Venezuela

ACCSI es una organización comunitaria que ante la realidad del VIH/Sida en el país, desarrolla estrategias articuladas y efectivas para la protección, promoción y defensa de los derechos humanos. En medio de esta emergencia humanitaria compleja que se vive actualmente es un apoyo fundamental en la exigibilidad de derechos, sobre todo en la organización de actividades que incluyen al menos a 80 mil personas con VIH/Sida y que se están viendo afectadas por la ausencia absoluta de antirretrovirales.

Alberto Nieves es su director general, últimamente se le ve en las protestas ciudadanas exigiendo a las autoridades responsables que suministren los tratamientos para miles de personas que corren el riesgo de morir por la falta de tratamiento para el VIH.

Acciones y apoyo

Nieves afirma que ACCSI es una organización de reconocido liderazgo por enfrentar las constantes amenazas y violaciones de los derechos humanos de las personas con VIH/Sida y poblaciones que viven en situación de vulnerabilidad, con acciones exitosas en el ámbito comunicacional, jurídico, comunitario y político.

Desde hace un año, el Ministerio de Salud no firma las órdenes de compra de medicamentos para personas con condición crónica de salud al Fondo Estratégico de Medicamentos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), y tampoco procura los recursos económicos suficientes para la adquisición de estas medicinas con otros organismos internacionales y productores de fármacos. “Esta semana nos dirigimos a exigir respuesta y entregar un documento a la Vicepresidencia de la República ocho activistas que trabajamos por el derecho a la salud y a la vida y no fuimos recibidos, al contrario, vivimos algunas situaciones de amedrentamiento por parte de grupos civiles que cuidan las adyacencias de las instituciones del Estado, sin embargo logramos entregarlo”.

En el documento que consignaron denuncian que el Seguro Social tampoco ha realizado las compras y que esta actitud de los entes responsables condena a las generaciones futuras a vivir en la epidemia, agudizando la situación como problema de salud pública nacional.

Nieves comenta que la situación es sumamente grave, “yo estoy desde el año 1992 en el activismo dentro los hospitales, organizándonos y capacitándonos para ver morir a la gente, al menos con dignidad y lo que presenciamos en la actualidad es horrible. Por supuesto que esto no se veía desde hace muchísimos años atrás, ya que antes no había nada que hacer, no llegaban los ARV, no los teníamos en el país y las personas morían de sida. En ese momento veíamos lo que es el sarcoma de Kaposi, que son unas manchas blancas en el rostro y en el cuello y que indica que la persona tiene los CD4 muy bajos y que está muy mal su sistema inmunológico, eso lo dejamos de ver hace muchos años y ahora lo encontramos en los hospitales”. El activista además relata que el deterioro de las instalaciones hospitalarias en este momento es impactante.

“La regresión es inminente y la desidia originada por la falta de disposición en la inversión para el sistema de salud hace que las salas de hospitalización están abarrotadas, los servicios de atención de VIH están saturados, los médicos mandan a sus casas a quienes requieren hospitalización porque no tienen insumos, no hay tratamiento y lo que estamos viviendo es muy grave porque pareciera que no hay nada que pueda ayudar a estas personas”.

El trabajo en ACCSI no termina

Actualmente la organización realiza un proyecto junto a varias ONG para, de alguna manera, responder a la situación que actualmente vive el país, ya que tratan de apoyar a los jóvenes a crear raíces para que no emigren y puedan trabajar en la reconstrucción de una mejor nación. Tiene como uno de sus objetivos principales capacitar a 400 jóvenes emprendedores con ideas laborales para así ponerle fin a la pobreza, también entre otros de sus objetivos está la igualdad de géneros y la reducción de emigración de los jóvenes productivos.

Alberto Nieves asegura que el activismo, la exigibilidad de derechos, no callar ante tanta injusticia y apoyar iniciativas que tengan impacto positivo para el país será lo que nos ayudará a enfrentar esta situación que estamos viviendo.

“La gente debe activarse y exigir sus derechos, de alguna manera la situación ya no solo afecta a unos pocos, todos tenemos un familiar que necesita una pastilla, una medicina o un tratamiento para poder vivir, no solo somos las personas con VIH quienes no queremos morir por falta de tratamiento, somos miles de personas que vivimos un viacrucis al buscar medicinas, al ir a un hospital, al necesitar atención y la garantía de nuestro derecho a la salud y debemos levantar nuestras voces para que esto deje de ocurrir”.

Para contactar y apoyar las acciones de Acción Ciudadana Contra el Sida puedes escribir un correo a accsi@accsi.org.veo seguirlos en la re.d social Twitter @ACCSI o visitar su página web www.accsi.org.ve

Fuente: Gabriela Buada Blondell / Amnistía Internacional Venezuela